Restaurados para Servir

Andrés Daniel Rojas Cruz

Conozco del Señor Jesús desde que tenía nueve años y a los diecinueve, Dios me permitió desarrollarme como pastor de jóvenes. Años más tarde junto con mi esposa María, como misioneros abrimos una iglesia en Mariquita, Tolima. Luego de tres años mi esposa enfermó y la congregación con quienes trabajábamos perdió la visión de Dios y enseguida llegó el cierre de la iglesia. Al devolvernos para Bogotá, estábamos pasando por un momento difícil de salud, de desánimo de los lideres y autoridades espirituales; no fue fácil para nosotros buscar nuevamente dónde congregarnos. Pero el Señor con su gran misericordia, nos trajo a nuestra iglesia Filadelfia de Puente Largo. Allí nos acogieron y restauraron nuestras vidas.

 Cuando iniciamos el proceso, nos presentaron el TcDVV y nos enseñaron a adquirir el hábito de disfrutar cada día de un tiempo para leer, estudiar y meditar la Palabra de Dios. Esto nos hizo volver nuestros ojos y corazón al Señor y a Su Palabra y a su vez esta cada día nos sana, nos restaura y nos capacita para servirle mejor. Ha sido hermoso y maravilloso ver como el encontrarnos en intimidad con Dios y Su Palabra nos ministra de una manera personal y tan especial. Hoy en día, hemos vuelto a servir en la iglesia haciendo discípulos, enseñándolos y capacitándolos en hacer el Tiempo con Dios; pues somos unos convencidos que así como la Palabra de Dios ha hecho en nosotros, lo hará también con todo aquel que se acerque a ella en busca de refugio, de dirección e instrucción sabia de Dios para su vida. 

A  través de Su Palabra Dios te llevará a una intima y sana relación y para ver cumplido el propósito en tu vida; que Él sea conocido y amado por todos aquellos que giran a tu alrededor que ven en ti la obra del Señor Jesús. 

 

Ps. Andrés Daniel Rojas Cruz

Iglesia Filadelfia Puente Largo

Bogotá-Colombia